¿Qué es una cláusula suelo en hipoteca?

clausula suelo

A la espera de que el Tribunal Supremo de a conocer la sentencia que marcará un antes y un después en lo que a  cláusulas suelo en hipotecas se refiere, esta denominación comienza a ser familiar, sobre todo para aquellas personas que tienen un préstamo con garantía hipotecaria y que sufren esta cláusula, sin que en ningún momento su entidad bancaria les informara o preguntara sobre la misma.

 

¿Pero qué es una cláusula suelo en hipoteca?

En primer lugar, para identificarla deberemos buscar en nuestra escritura de préstamo hipotecario y más concretamente en el apartado del tipo de interés a aplicar. Es ahí donde encontraremos, en su caso, una cláusula adicional que a ninguna entidad financiera se le había ocurrido imponer a sus clientes hasta hace pocos años.

¿Y qué dice está oscura cláusula? Pues que si el EURIBOR (principal índice al que se vinculan las hipotecas en nuestro país) baja por debajo de un límite (el denominado suelo) entonces el banco se reserva el derecho de aplicar un tipo de interés fijo, que considera como mínimo y que por supuesto está por encima del nivel del EURIBOR en ese momento concreto. Por decirlo de alguna forma, si el banco establece un suelo en el 3% de interés, será indiferente que el EURIBOR se sitúe por debajo de ese 3%. La diferencia entre el nivel del EURIBOR y la cláusula suelo de la hipoteca va, por supuesto, a la caja fuerte del banco.

En una situación normal, con el EURIBOR en niveles habituales, el cliente hipotecado no tendría ningún perjuicio económico pues pagaría sus intereses en función del EURIBOR más el diferencial pactado con su banco. Sin embargo, es en estos momento actuales de crisis, con los tipos de interés próximos al 0%, donde los clientes del banco se ven afectados por la famosa cláusula suelo que se activa, precisamente en esta situación límite, y que permite a la Entidad financiera aplicar un tipo de interés fijo, que considera como mínimo y que está por encima del EURIBOR.

El truco de los bancos consistió y consiste en introducir esta cláusula suelo en las condiciones de tipo de interés muy bajos como los actuales; es una decisión unilateral de la Entidad, que juega con ventaja ante sus clientes, al conocer su mercado, al conocer ese mercado financiero con innumerables situaciones y escenarios. Introduce la cláusula suelo porque sabe que puede darse esa situación límite.

Y es aquí donde a nuestro modo de ver, como abogados  expertos en Derecho Mercantil, se produce el engaño, por cuanto el banco lo hace con nocturnidad y alevosía, sin informar a su cliente; y lo hace cuando  sabe que el EURIBOR va a bajar de forma muy considerable. Disfruta de información privilegiada y la utiliza para beneficiarse de forma abusiva.

Llegados a esta situación, el cliente, que en la gran mayoría de ocasiones se entera de que sufre esta cláusula una vez que ya la ha firmado ante notario, solo tiene la posibilidad de acudir a los Tribunales de justicia a denunciar esta práctica abusiva.

Como siempre, recomendamos en todo caso un asesoramiento profesional experto antes de tomar una decisión, pues por todos es conocido aquello de pleitos tengas y los ganes…

 

Comments are closed.