Optimización fiscal del patrimonio empresarial.

Optimización fiscal del patrimonio empresarial.

Las sociedades de capital –principalmente sociedades limitadas- constituyen la mayor parte de las personas jurídicas que operan en el tráfico mercantil de nuestro país.

No es extraño por tanto que algunas de estas sociedades, fruto de su actividad económica, hayan aglutinado un importante patrimonio –principalmente en bienes inmuebles-  que en no pocas ocasiones concentra todo el patrimonio familiar.

Con el paso de los años y la llegada de nuevas generaciones, se hace necesario redistribuir los activos de la empresa familiar mediante la transmisión de las participaciones en la empresa familiar, tanto en vida (donaciones) como por vía de herencia una vez fallecido el principal titular de las participaciones.

Se hace por tanto imprescindible la optimización fiscal del patrimonio empresarial, dado que uno de los objetivos fundamentales de toda empresa familiar es minimizar el coste fiscal tanto de la tenencia de participaciones como de la transmisión de las mismas a la siguiente generación.

Ello obliga, desde un punto de vista fiscal, a cuidar escrupulosamente el cumplimiento de ciertos requisitos para que, en la búsqueda de esa optimización fiscal del patrimonio empresarial, tanto la tenencia como la transmisión de dichas participaciones, goce de la exención prevista en el Impuesto de Patrimonio y de las bonificaciones que establece el Impuesto de Sucesiones y Donaciones  para la trasmisión de la empresa familiar.

Un análisis previo exige estudiar si se opta por la transmisión de participaciones en vida -vía donaciones- o por el contrario se planifica la futura transmisión mortis causa –vía herencia-, en cuyo caso cobraría gran importancia una correcta planificación testamentaria.

En lo que a los impuestos en cuestión se refiere, debemos hacer una clara distinción:

 1.- Por lo que respecta al Impuesto de Patrimonio, la Ley 19/1991 en su artículo 4 establece que estarán exentas las participaciones en sociedades a condición de que se cumplan una serie de requisitos en relación con la composición del accionariado, actividad de la mercantil, órgano de administración y retribuciones establecidas, etc., lo que obligará a consensuar en qué familiar se hacen coincidir las funciones de dirección y las remuneraciones derivadas de la misma que exige la norma para gozar de la exención.

 En el caso de cumplir los requisitos para la exención, el valor de la empresa estaría 100% exento en el Impuesto de Patrimonio.

 2.- Por lo que respecta al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, se trata de analizar los requisitos previstos en el artículo 20 de la Ley 29/1987 para que la transmisión de las participaciones esté bonificada, no siendo estos coincidentes en función de si la transmisión se realiza en vida o por causa de muerte.

 Cumpliéndose los requisitos previstos en dicha normativa la bonificación aplicable al valor de las participaciones de la sociedad es del 95% del valor de la misma, tanto para el caso de las donaciones como de las herencias.

 Todo ello puede generar un muy importante ahorro fiscal, tal y como exponemos en la simulación expuesta al final de este artículo.

Finalmente, es importante indicar que, dada la tremenda variabilidad de las normas fiscales que regula estos supuestos, la empresa, en su búsqueda de optimización fiscal del patrimonio empresarial, debe asesorarse con profesionales expertos en la materia que dominen globalmente la normativa y estén al día en las modificaciones legislativas.

EJEMPLO NUMÉRICO DE LA IMPORTANCIA DEL CUMPLIMIENTO DE LOS REQUISITOS PARA GOZAR DE LA EXENCION DEL IMPUESTO DE PATRIMONIO

 HIPÓTESIS: PATRIMONIO NETO DEL CONTRIBUYENTE

 2.590.000 € en participaciones en entidades.

300.000 € en otros bienes (no exentos).

 COSTE FISCAL “ANUAL” EN EL IMPUESTO DE PATRIMONIO (Aproximado)

      SIN EXENCIÓN DEL ART. 4,8 LIP à 19.000 €

      CON EXENCION DEL ART. 4,8 LIP à 400 €

COSTE FISCAL “INSTANTANEO” EN EL IMPUESTO DE SUCESIONES Y DONACIONES (ISD) (Aproximado con normativa estatal)

       SIN REDUCCIÓN DEL 95% à  > 700.000 €

      CON REDUCCIÓN DEL 95% à < 100.000 €

Dpto. Derecho Fiscal y Tributario.

Cañizares Abogados.

Comments are closed.