La obligación del arrendador de ingresar la fianza del alquiler.

ingresar la fianza del alquiler

En los últimos meses está creciendo el número de consultas que recibimos sobre la obligación de ingresar la fianza del alquiler en la Consellería de Hacienda. Nuestros clientes nos preguntan cada vez más por las consecuencias legales del incumplimiento de la obligación de ingresar la fianza del alquiler por parte del arrendador/propietario del inmueble alquilado.

Y es que efectivamente, tal y como saben la mayoría de los propietarios que desean poner en alquiler su vivienda, cuando se firma un contrato de alquiler o arrendamiento, la normativa vigente -tanto estatal como de la Comunidad Valenciana- exige que el arrendador proceda a ingresar la fianza del alquiler en el Registro de Fianzas de Arrendamientos Urbanos de la Consellería de Hacienda de la Comunidad Valenciana.

Y actualmente, el propietario/arrendador que deja de ingresar la fianza del alquiler puede provocar importantes perjuicios a su inquilino, por lo que sin duda recomendamos al propietario de la vivienda alquilada que, en todo caso, ingrese la fianza en la Consellería de Hacienda.

En el caso concreto que queremos exponer en este artículo, el inquilino se había deducido el importe abonado en concepto de rentas del arrendamiento en su declaración de la renta durante varios años. Y ello de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 13/1997 de la Generalitat Valenciana por la que se regula el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que permite a los inquilinos deducirse parte de las rentas pagadas por arrendamiento de su vivienda habitual.

Y el problema surgió cuando la Administración exigió al inquilino la devolución de los importes deducidos, así como el pago de una sanción económica, por la falta de uno de los requisitos necesarios para la deducción, esto es, que se haya constituido el depósito de la fianza a favor de la Generalitat Valenciana.

En el caso que nos ocupa, el arrendador no había atendido su obligación legal de ingresar la fianza del alquiler, generando así un importante perjuicio para el inquilino. Resultó que, una vez que la Administración observó que el inquilino no cumplía con el requisito anteriormente mencionado (ingresar la fianza del alquiler), le exigió la devolución de los importes deducidos en las rentas y la consiguiente sanción.

Es importante destacar que, conforme al artículo 4 del Decreto 333/1995 del Gobierno Valenciano, la obligación de efectuar el depósito de la fianza compete exclusivamente al arrendador, de forma que su incumplimiento de la obligación de ingresar la fianza del alquiler permitirá al inquilino reclamarle el pago de los daños y perjuicios ocasionados por la omisión de la obligación legal ingresar la fianza del alquiler.

De todo lo anterior se deduce la necesidad de ingresar la fianza del alquiler por parte del arrendador, ya que, en caso contrario, es posible que perjudique a su inquilino y tenga que indemnizarle por los perjuicios causados. Vemos de esta forma cómo, al igual que el arrendador tiene derechos y puede actuar en caso de impago de rentas, también tiene obligaciones que debe cumplir.

Si tiene cualquier duda con relación a su alquiler o arrendamiento, llámenos (966.08.64.52 / 966.37.77.93) o déjenos aquí su consulta. Somos abogados expertos en alquileres y podemos ayudarle.

Noemi Castillo.  Dpto. de Alquileres y arrendamientos. Cañizares Abogados.

Facebook: Cañizares Abogados Alicante.

Twitter: @CanizaresAbog

LinkedIn: Cañizares Abogados

T 966.37.77.93 – 966.08.64.52 / info@canizaresabogados.es

Avda. Aguilera 38 – 4ª planta. 03006 – Alicante. www.canizaresabogados.es

Compartir/Share
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Comments are closed.