Préstamos personales y nulidad de intereses (II)

Impago prestamo personal

Hace ya tiempo que el Tribunal Supremo decidió acabar con los abusos de los bancos, financieras y prestamistas, limitando los intereses que pueden cobrar a sus clientes por un préstamo personal (los que no llevan hipoteca) y declarando la nulidad de intereses que superen los límites razonables. Muchos de estos préstamos superan el 18% de intereses moratorios, lo que resulta desproporcionado en beneficio de la financiera y en perjuicio del consumidor..

Empecemos por el principio… los préstamos personales son aquellos que no tienen una hipoteca de vivienda como garantía del préstamo, sino que el prestatario (quien ha pedido el dinero) responde con todos sus bienes sin excepción. Suelen ser de cuantía inferior a las hipotecas y normalmente se piden para compras de algunos miles de euros (entre 5.000.- € y 25.000.- €, habitualmente) y suelen tener unos intereses de demora (los que se aplican cuando se deja de pagar alguna cuota) bastante superiores a los préstamos hipotecarios.

Es el típico préstamo que pedimos al banco u otra financiera (hay muchas empresas de créditos rápidos) para comprar un coche, algún capricho o tapar algún agujero en la economía. En muchos casos, vemos la publicidad de este tipo de préstamos en la televisión y se nos presentan como préstamos rápidos, de fácil concesión por entidad prestamista.

nulidad de intereses

Lo malo de estos préstamos es que en muchas ocasiones fijan unos intereses de demora desproporcionados que incluso pueden superar el 20%. El resultado de todo ello es que, en muchos casos, pese a haberse solicitado una cantidad pequeña o mediana (por ejemplo, 10.000.- € o 20.000.- €) se termina debiendo al prestamista una cantidad mucho mayor al dinero recibido por vía de intereses.

Pues bien, el Tribunal Supremo español y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea han dicho basta, y a partir de ahora, estos intereses no podrán superar en más del 2% el interés remuneratorio (el que se paga cuando las cosas van bien y el préstamo está al día). Y lo que resulta muy importante, esta norma se aplica tanto a los nuevos préstamos como a aquellos ya firmados en el pasado.

 Sin embargo, muchos prestamistas están haciendo caso omiso y presentan demandas a sus clientes, solicitando unos intereses desproporcionados. Ante esto, recomendamos estar asesorados por abogados expertos en derecho bancario, que soliciten la nulidad de intereses y la devolución de cantidades cobradas indebidamente por el prestamista.

Si tu banco o empresa de préstamos te ha demandado, contacta con nosotros y estudiaremos tu caso. Ahora puedes defender tus derechos frente a tu banco.

Dpto. de Derecho Bancario. Cañizares Abogados.

Facebook: Cañizares Abogados Alicante.

Twitter: @CanizaresAbog

LinkedIn: Cañizares Abogados

T 966.37.77.93 – 966.08.64.52 / info@canizaresabogados.es

Avda. Aguilera 38 – 4ª planta. 03006 – Alicante. www.canizaresabogados.es

Comments are closed.