Nulidad de hipotecas multidivisa. Cómo recuperar tu dinero.

nulidad hipoteca multidivisa

Hace años que se puso de moda (a quién se le ocurriría la idea…) firmar hipotecas multidivisa… no se tuvo en cuenta que, como refiere el dicho, los experimentos, con gaseosa… sea como fuere, ahora nos encontramos con la nulidad de hipotecas multidivisa, que se han convertido en un auténtico quebradero de cabeza para quienes las contrataron, confiados en el director de su oficina.

Para empezar, dada la complejidad del asunto, habrá que preguntarse ¿Qué es una hipoteca multidivisa?

clausula suelo de tu hipoteca

La jurisprudencia define esta clase de préstamo hipotecario como aquel que se concede en una moneda que no es el Euro y en la cual el prestatario (quien recibe el importe de la hipoteca) puede elegir una moneda, diferente a aquella en la que se concedió el préstamo, como divisa con la que se devolverán los préstamos al banco. Es decir, el deudor escoge en qué divisa extranjera va a pagar la letra de su préstamo hipotecario.

En principio, ya suena raro… ¿qué sentido tendría recibir el importe de una hipoteca en euros y devolverla en, por ejemplo, yenes japoneses?

La respuesta es relativamente sencilla si se conoce tanto la operativa de los tipos de interés de otros países, como las variaciones de esos tipos en el mercado de divisas. En el tipo de cambio entre la moneda extranjera escogida (yenes japoneses, por ejemplo) y la moneda local (Euros) pueden producirse apreciaciones (ganancias) o depreciaciones (pérdidas). El riesgo del tipo del cambio podría incrementar la deuda hipotecaria, incluso alcanzar un valor muy superior al importe original del préstamo solicitado.

En otras palabras, es tal la complejidad de este tipo de contratos que tan sólo los expertos en finanzas y banca internacional serían capaces de comprender y valorar la procedencia de contratar una hipoteca multidivisa.

¿Y cuál es el problema de las hipotecas multidivisa?

Muy sencillo… sin que el hipotecado de andar por casa tenga conocimiento, ni por supuesto forma de preverlo o evitarlo, se produce una depreciación de la moneda en la que hay que devolver el préstamo y, de pronto, el recibo de la hipoteca puede multiplicarse por dos, por tres, por cuatro, etc…es decir, de pronto se debe muchísimo más del dinero que inicialmente se recibió y no hay forma de salir de ese problemón.

¿Y por qué los Tribunales están declarando ahora la nulidad de hipotecas multidivisa?

Pues porque, como ya indicábamos, los Tribunales han considerado que estas hipotecas multidivisa debían estar dirigidos únicamente a profesionales o expertos en finanzas y banca internacional.

Y en este sentido, las entidades bancarias no siempre cumplían con su deber de informar a los clientes, siendo frecuente que se omitieran datos relativos a los riesgos propios que conllevan estas operaciones de multidivisas, informando únicamente de los beneficios que circunstancialmente, se dieron durante un periodo de tiempo determinado.

A este respecto, recientemente se ha pronunciado el Juzgado de Primera Instancia nº 10 de Las Palmas de Gran Canaria en sentencia de 11 de junio de 2015, basándose, a su vez, en la doctrina del Tribunal Supremo, y estableciendo las causas de nulidad de hipotecas multidivisa, que son, en esencia: error o vicio del consentimiento, la falta de una exhaustiva información al cliente, la inadecuación del perfil del cliente para la contratación de productos financieros complejos -ya que la actuación en el mercado de valores requiere de un conocimiento experto sobre esta materia- y el incumplimiento de las exigencias de doble transparencia.

¿Y qué puede hacer un consumidor para beneficiarse de la nulidad de hipotecas multidivisa?

Salvo casos excepcionales, un consumidor que no sea experto en finanzas y derecho bancario internacional, podrá en todo caso solicitar a un juez que declare la nulidad de su hipoteca multidivisa, pudiendo incluso pedirle al Tribunal que mientras se desarrolla el juicio, suspenda cautelarmente el proceso de ejecución hipotecaria instado por la entidad bancaria en los casos de impago de las cuotas, lo cual resulta beneficioso y una importante protección del derecho de aquellos consumidores que se ven ante la imposibilidad de asumir el pago de sus hipotecas como consecuencia de haberse incrementado la cuota mensual por el hecho de haberse constituido en divisa extranjera.

¿Qué consecuencias tiene la nulidad de hipotecas multidivisa?

El Tribunal declarará la nulidad de la cláusula que somete la hipoteca a divisa extranjera, ordenando al banco a recalcular el capital abonado y adeudado, tras realizar la deducción de las amortizaciones y los intereses abonados y condenándole a devolver al consumidor hipotecado las cantidades que le haya cobrado de más. Y por supuesto, el Tribunal también puede condenar al banco al pago de las costas procesales.

En resumen, si en su momento firmaste una hipoteca multidivisa, ahora es el momento de solicitar su nulidad y recuperar tu dinero.

Si quieres que te hagamos un estudio de viabilidad totalmente gratuito, contacta con nosotros sin compromiso.

 

Noemi Castillo.

Departamento de Derecho Mercantil y Bancario.

Cañizares Abogados.

 

 

Comments are closed.