La garantia de las cantidades entregadas a cuenta en la compra de viviendas en construccion o como resolver una compraventa especulativa realizada en mal momento.

Se trata este de un tema recurrente en la sociedad en general y en nuestro Comunidad en particular, que pese a la crisis sigue estando de plena actualidad. Sin embargo, por increíble que parezca, seguimos encontrando clientes y amigos que nos comentan que han adquirido una vivienda que se encuentra en construcción -lo que coloquialmente se conoce como sobre plano– y ponen cara de póker  cuando les preguntamos por el aval o seguro que garantiza dichas cantidades entregadas a cuenta.

El presente post, sin ánimo de profundizar en disquisiciones jurídicas, sí pretende dar unas pinceladas básicas de lo que todo comprador de vivienda en construcción debe saber.

Por ejemplo, la Ley 57/68 (sí sí…la Ley está en vigor desde 1.968) obliga a los promotores a garantizar la devolución de cantidades entregadas a cuenta para la compra de una vivienda mediante aval o seguro.

Es decir, que ante el hecho de que la construcción de la vivienda no se inicie o no llegue a buen fin por cualquier causa en el plazo convenido, el comprador recuperará hasta el último euro de su inversión, más intereses. Y cualquier causa incluye quiebra del promotor, demoras en la entrega, etc, etc, etc.

Los documentos de aval (en la mayoría de los casos el promotor opta por entregar avales en detrimento de contratar seguros) deben ser entregados físicamente al comprador de la vivienda y en dicho documento (te acompañamos un modelo) debe constar la cantidad avalada, la identidad del comprador de la vivienda y la entidad que presta el aval. Por supuesto, no valen fotocopias; el comprador debe tener el original en su poder.Imagen

¿Quiere ello decir que un comprador que no disponga de avales o seguro no podrá recuperar su dinero en caso de incumplimiento del promotor? Rotundamente no; es decir, sí tiene posibilidades de recuperarlo y dependerá del caso concreto.

Lo que queremos decir es que con estas sencillas recomendaciones y el asesoramiento de un abogado especializado en este tipo de procedimientos, las posibilidades de recuperar el dinero invertido en la compra de una vivienda aumentan exponencialmente y la duración del procedimiento judicial -al tratarse de una ejecución de título extrajudicial- disminuye  muy sustancialmente.

Ni que decir tiene que lo anterior puede ser utilizado por compradores con ánimo especulativo que a la fecha de entrega hayan cambiado de opinión y no quieran su vivienda…pero eso es motivo de otro post.

 

Alberto Cañizares.

Socio Director CAÑIZARES ABOGADOS.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.