El desahucio y la sentencia del Tribunal de Justicia de la Union Europea. ¿Cómo quedan los desahucios en España?

Ayer, 14 de Marzo de 2013, el Tribunal de Justicia de la Unión europea dictó una histórica sentencia que modifica aspectos fundamentales de la Ley de Enjuiciamiento Civil en lo que al desahucio por impago de hipoteca se refiere. En la práctica, esta sentencia permitirá a las más de 160.000 españoles que están sufriendo una ejecución judicial por no pagar su hipoteca paralizar el desahucio hasta que un juez verifique, en un proceso con todas las garantías -y no en un proceso sumario como hasta ayer- si la hipoteca que firmaron con su banco contiene cláusulas abusivas que son contrarias al Derecho de la Unión Europea.

Curiosamente, todo comenzó con una demanda interpuesta por un ciudadano marroquí que llevaba viviendo en España 20 años y que fue desahuciado por no poder pagar la hipoteca que su banco le concedió en 2007, resultando que el juez al que correspondió estudiar el asunto, Don José María Fernández Seijo, tuvo dudas acerca del carácter abusivo de la Ley Hipotecaria española y como consecuencia, le preguntó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) si nuestra normativa de desahucios se ajustaba a la normativa de la Unión Europea, especialmente en lo que al vencimiento anticipado e intereses de demora del 18% se refería.

Pues bien, ayer recibimos respuesta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y resulta que nuestra normativa de desahucio por falta de pago de la hipoteca vulnera la normativa comunitaria, afirmando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea que la legislación española sobre desahucios vulnera la normativa europea porque no garantiza a los ciudadanos una protección suficiente frente a cláusulas abusivas en las hipotecas.  Y ello por cuanto, según el Tribunal con sede en Luxemburgo, resulta abusivo que los jueces no puedan paralizar un desahucio invocando cláusulas abusivas en las hipotecas.

En la práctica, a partir de ahora, el Juez podrá decretar la suspensión de la ejecución y el desahucio hasta que se resuelva el juicio sobre las cláusulas abusivas.

Siendo esto así, no debemos caer en falsas conclusiones, ya que no es que no se vayan a producir desahucios por no pagar la hipoteca, sino que habrá que valorar las circunstancias en las que el banco concedió el préstamo y en su caso, el desahucio podrá paralizarse si el juez entiende que la hipoteca resulta abusiva. Hasta ahora, los jueces ni siquiera tenían esa opción, ya que el artículo 688 de la Ley de Enjuiciamiento Civil se lo prohibía.

Por otro lado, en lo que a intereses de demora se refiere, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea entiende que cualquiera superior a 2 ó 3 veces el interés legal del dinero resulta abusivo. Atendiendo a los actuales tipos, ello significa que un interés de demora superior al 8 ó 10% podría ser declarado abusivo y en consecuencia, nulo. Es una realidad que la inmensa mayoría de las hipotecas firmadas en España superan ampliamente ese límite.

Dos puntos a destacar de dicha Sentencia es que no obliga a cambiar la legislación Española, sino que aconseja su adopción a la normativa comunitaria y que no tendrá carácter retroactivo, por lo que no podrá reparar el daño causado a las familias desahuciadas, pero supone un gran avance para el futuro.

Finalmente, no nos cansaremos de recomendar que en todo caso se solicite la ayuda de profesionales del derecho que estén especializados en este tipo de asuntos que contemplan tanto el derecho procesal civil como el derecho bancario.

Cristina Abellán Ortuño

Cañizares Abogados.

Comments are closed.