Concesion de permiso de residencia para inversores

impuls 11

Concesión de permiso de residencia para inversores. Desarrollo de un proyecto empresarial de interés general.

Concluimos con este artículo la trilogía que anunciamos en el Nº9 de esta revista con motivo de las opciones que la Ley 14/2013, de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización, ofrece a los inversores extranjeros para que puedan residir legalmente en nuestro país, junto con su cónyuge e hijos menores de 18 años o mayores de edad a su cargo por razones de salud.

Si inicialmente analizamos la obtención del permiso de residencia por compra de vivienda y posteriormente -en el Nº10 de esta publicación- por compra de deuda pública o inversiones en empresas o bancos españoles, procede ahora estudiar la posibilidad de obtener el mencionado permiso de residencia mediante el desarrollo de un proyecto empresarial que merezca la consideración de interés general.

Interés general que se valorará, ex artículo 63.2.c) de la Ley del Emprendedor, cuando al menos se dé una de las siguientes condiciones:

1.- Creación de puestos de trabajo,

2.- Realización de una inversión con impacto socioeconómico de relevancia en el ámbito geográfico en el que se vaya a desarrollar la actividad o finalmente,

3.- Aportación relevante a la innovación científica y/o tecnológica.

Al margen de que la propia norma exija que se cumpla al menos uno de los mencionados requisitos, a nadie escapa que la condición de interés general de un proyecto empresarial se configura como un elemento claramente subjetivo, por lo que el inversor deberá acreditar a la Administración el beneficio de su idea de empresa, de lo que se deduce que, obviamente, el proyecto empresarial deberá tener unas dimensiones y repercusión considerables.

A la anterior conclusión se llega igualmente por comparación de las cifras manejadas por la Ley del Emprendedor en las vías de concesión de permiso de residencia por compra de vivienda o inversión en empresas o bancos españoles.

Sea como fuere, en un esfuerzo por objetivar el procedimiento, el apartado c) del artículo 64 de la Ley requiere que se presente un informe favorable de la Oficina Económica y Comercial del ámbito de demarcación geográfica donde el inversor presente la solicitud del visado, para constatar que en el proyecto empresarial presentado concurren razones de interés general.

La concesión del visado de residencia por esta vía, al igual que en los otros dos casos ya mencionados, permitirá al inversor residir en España durante un año, pudiendo concederse autorización de residencia por periodos renovables de dos años siempre y cuando el inversor, además de los requisitos generales relacionados en el artículo 62 de la Ley del Emprendedor (antecedentes penales, seguro médico, recursos económicos suficientes, entre otros), demuestre que las razones de interés general acreditadas inicialmente se mantienen, a través de la presentación de un informe favorable de la Dirección General de Comercio e Inversiones del Ministerio de Economía y Competitividad (artículo 66.2.e de la Ley del Emprendedor).

Se trata pues esta tercera vía de una opción que en principio se ha revelado poco atractiva dada la complejidad de la misma, resultando más sencillo para los interesados optar por la compra de vivienda o inversión en empresas o bancos como fórmulas para obtener lo que se ha  conocido como la Golden Visa.

Alberto Cañizares.

Socio Director en Cañizares Abogados

Artículo publicado en la Revista Impuls Plus #11.

Comments are closed.