Cómo crear una empresa y emprender en España viniendo de un país no comunitario.

emprendedor

Constituir una empresa y operar con ella, residiendo en España, siendo nacional de un Estado exterior a la Unión Europea requiere de permisos y trámites considerables, algunos con plazos de varios meses para su obtención y otros muy rápidos.

Indicaremos esquemáticamente los relativos a la creación de la sociedad y después a la residencia.

En primer lugar, el ciudadano extranjero que desee constituir una sociedad en España debe obtener un Número de Identificación de Extranjero (NIE) personal que se pide, bien ante el Consulado de España en su país de residencia o bien en Oficinas de Extranjería o Comisarías de Policía en España.

Una vez obtenido el NIE, éste debe comunicarse a la Agencia Tributaria y después acudir al Notario a constituir la sociedad. Para la otorgar la escritura de constitución de la sociedad son necesarios sus estatutos, la certificación negativa de denominación del Registro Mercantil Central, el resguardo bancario de depósito de las aportaciones de dinero, los documentos de identidad originales y la declaración de inversión extranjera. En la propia Notaría se obtiene el NIF provisional, se liquidan los Impuesto de Operaciones Societarias –si procede- y se remite la escritura al Registro Mercantil.

Una vez inscrita  la constitución de la empresa en el Registro Mercantil, se solicita a la Agencia Tributaria el NIF definitivo, que tendrá la misma numeración que el provisional.

El trámite notarial en España puede llegar a ser muy rápido gracias al desarrollo tecnológico; incluso existe la posibilidad de crear una empresa y empezar a operar con ella en 24 horas, las “sociedades express”, de cuya tramitación se encarga completamente el Notario.

Una vez disponemos de la empresa creada, para poder trabajar con ella, residiendo en España, será necesaria también una autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta propia. Para ello necesitaremos seguir el siguiente proceso:

Inicialmente, solicitar la Autorización de Residencia y Trabajo por Cuenta Propia en la Embajada u oficina consular de España en país de residencia actual, por el mismo interesado. A la solicitud se adjuntará, fundamentalmente, la acreditación de capacitación para el ejercicio de la profesión, la acreditación de recursos económicos para el proyecto, el Plan de Negocio y las autorizaciones o licencias solicitadas para la actividad y la situación de sus trámites.

Una vez obtenida la autorización, se solicitará el Visado de Residencia, en los mismos lugares y por el mismo interesado que la autorización anterior. A la solicitud se acompañará el Pasaporte, certificados de antecedentes penales de los países donde haya residido los cinco años anteriores a la solicitud y un certificado médico.

Para finalizar se debe solicitar la Tarjeta de Identidad de Extranjero en la Comisaría de policía adjuntando el Pasaporte, copia del visado, la autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta propia, el alta en la Seguridad Social y el empadronamiento en el municipio de residencia.

Completando este proceso, para el que es recomendable contar con asistencia jurídica española, se obtienen todos los permisos necesarios para emprender y residir en España, siendo importante destacar que actualmente el Gobierno de España está estudiando la simplificación de todos estos trámites con el fin de incentivar la inversión extranjera, tan necesaria en estos tiempos.

Para terminar, con el fin de no desanimar a nadie; debemos poner de manifiesto que si bien pueden parecer gestiones excesivamente complejas, se trata simplemente de trámites administrativos, que como en cualquier ámbito, requieren de la ayuda de profesionales para hacer la tarea más llevadera.

 

 

Rafael Montero.

Socio en Cañizares Abogados.

Director del Dpto. Urbanismo.

 Artículo publicado en la revista Impuls Plus n#8.

 

 

Rafael Montero.

Socio en Cañizares Abogados.

Director del Dpto. Urbanismo.

 Artículo publicado en la revista Impuls Plus n#8.

Comments are closed.