Cómo actualizar una renta o alquiler con base en el IPC (Parte II)

Como ya avanzábamos en la primera parte de este post, es muy habitual que tengamos que actualizar una renta o alquiler con base en el Índice de Precios al Consumo (IPC).

Los casos más habituales vienen a ser una pensión de alimentos o un alquiler cuya actualización se ha referenciado legal o voluntariamente al citado índice.

Siendo cierto que ha habido cambios legislativos importantes desde que se publicara la primera parte de este post (Ley de Arrendamientos Urbanos o publicación de tablas oficiales de pensión de alimentos por parte del Consejo General del Poder Judicial) no es menos cierto que el IPC sigue siendo el índice estrella al que se referencian tanto alquileres como pensiones de alimentos y demás prestaciones económicas periódicas.

Debemos pues remitirnos al Servicio de Actualización de rentas con el IPC ofrecido por el Instituto Nacional de Estadística en su pagina web.

A los efectos de facilitar la comprensión del actualizador de importes, dejamos constancia de los siguientes elementos:

1.- Mes/año inicial para el cálculo: Tendrán que fijarse expresamente en lo que fija el contrato de arrendamiento, Sentencia o Pacto de Convivencia Familiar (antiguo convenio regulador), entendiéndose que salvo mención expresa del mes inicial para la actualización de la renta, se entenderá que se actualiza por periodos de enero a enero.

2.- Renta a actualizar: la base para el cálculo de la actualización de la renta en la primera ocasión que se efectúa es clara, la cuantía fijada en concepto de renta en el contrato o sentencia. Sin embargo, en las posteriores actualizaciones la base para el cálculo será la renta actualizada obtenida.

Con estas breves instrucciones, no resulta complejo actualizar una renta o pensión o cualquier otra cantidad vinculada al Índice de Precios al Consumo o IPC.

 Dpto. Derecho Civil.

                                             Letrado en Cañizares Abogados.

Comments are closed.