Cómo actualizar una pensión o alquiler con base en el IPC (III)

Cómo actualizar una pensión o alquiler con base en el IPC (II)

Son muchas las cantidades cuya actualización se condiciona al Índice de Precios al Consumo (IPC) a lo largo de todo un año, si bien, es en los primeros meses del año, cuando se actualizan la mayoría de las cantidades que se han referenciado al mencionado IPC.

La forma de actualizar dicha pensión ya la expusimos en la primera parte de este artículo, al cual nos remitimos a fin de conocer cómo actualizar una pensión o alquiler con base en el IPC, reiterando que la forma más sencilla es acudir al Servicio de Actualización de la página web del Instituto Nacional de Estadística, que además, ahora permite emitir certificados que pueden resultar muy interesantes, 

.Es importante destacar que la actualización se liga al IPC no de forma automática ni por mandato legal, sino que deben ser las partes (o en su caso un juez o árbitro) las que, de común acuerdo, decidan que la actualización anual se realice con base en el IPC.

A modo de ejemplo, en el caso de un contrato de alquiler, propietario e inquilino deciden voluntariamente que la renta se actualizará siguiendo el IPC; o en el caso de una pensión de alimentos o compensatoria, serán las partes (mediante el oportuno Pacto de Convivencia Familiar o Convenio Regulador en un divorcio de mutuo acuerdo) o el juez (en un divorcio contencioso) quién decidirá que dichas pensiones se actualicen anualmente según la evolución del IPC.

Por todo ello, resulta fundamental conocer cómo actualizar una pensión o alquiler con base en el IPC, siendo interesante aclarar que no es obligatorio que la actualización se remita al mes de enero de cada año, si bien es lo más habitual por evidentes razones de organización.

También resulta interesante saber que la evolución mensual del IPC no se hace pública inmediatamente después de finalizar el mes al que se refiere. Es decir, el  día 1 de enero no se conoce públicamente el IPC del mes de diciembre del año anterior; y así sucesivamente… De esta forma, si debemos actualizar una renta o pensión con efectos del mes de enero, tendremos que esperar posiblemente a febrero para conocer el porcentaje a aplicar.

Ante este “pequeño” problema, existen múltiples soluciones, si bien nosotros planteamos dos principalmente.

En primer lugar, podemos establecer una actualización automática sin necesidad de requerimiento a la parte deudora. De esta forma, una vez se conozca el índice del mes a aplicar, podremos solicitar el aumento en la siguiente mensualidad. Es decir, si la actualización debió hacerse en enero pero no se hizo publica la actualización, podremos solicitar el aumento en e l mes de febrero.

En segundo lugar, sabedores de esta circunstancia, podemos acordar que la actualización se haga con el último índice conocido a la fecha en que deba actualizarse la renta o pensión. Es decir, si la actualización debe hacerse en enero pero el último índice publicado es el de diciembre del año anterior será éste el que se aplicará en la actualización.

Se trata de pequeños “trucos” que pueden ayudarnos a evitar problemas futuros y que nos enseñan cómo actualizar una pensión o alquiler con base en el IPC.

                                         Dpto. Derecho Civil de Cañizares Abogados.

Comments are closed.