En muchas ocasiones, uno de los puntos fundamentales en un juicio de divorcio o separación consiste en fijar una pensión de alimentos justa para los hijos comunes del matrimonio o pareja de hecho, que demás sea coherente con los ingresos de los padres. Antes de entrar en el cálculo, es importante tener claro que la pensión de alimentos se fijará tan sólo en el caso de que exista una custodia exclusiva de uno de los padres, ya que si se establece una custodia compartida (por acuerdo de los padres o por sentencia judicial)  no habrá que fijar pensión de alimentos a favor de los hijos, ya que éstos estarán el mismo tiempo con cada uno de los padres, por lo que no es necesario que ninguno de los progenitores compense al otro.

pension_de_alimentos

Si tenemos claro que hay que fijar una pensión de alimentos para los hijos, debemos saber que no existe una tabla oficial que fije la pensión de alimentos sino que hay muchas; algunas de ellas publicadas por organismos oficiales (Audiencias Provinciales, por ejemplo) y otras configuradas por empresas (editoriales, etc) que tienen relación con el Derecho de Familia. Todas son válidas y ninguna es la mejor ni la oficial.

Aquí te dejamos una, como hay muchas.

tabla_pension_alimentos

Te recomendamos seguir dos pasos:

El primero consiste en utilizar un buscador de Internet (Google, por ejemplo) y buscar tablas de cálculo de pensión de alimentos. Si coges las cinco primeras entradas, ninguna de ellas te calculará la pensión oficial, puesto que ya te hemos dicho que no existe (quedaría siempre en última instancia a criterio del Juez y no hay dos jueces iguales ni dos asuntos idénticos) pero sí que te darán entre todas ellas una media aritmética que a buen seguro te aproximará al importe que buscas.

El segundo paso consiste en aplicar esa media aritmética a las necesidades, ingresos y gastos de cada uno de los padres y de los hijos, y ver si es posible que tanto los padres como los hijos, tengan cubiertas sus necesidades básicas.

Debemos tener muy en cuenta que las pensiones de alimentos se fijan para cumplirse. De esta forma, una pensión de alimentos demasiado baja provocará que el progenitor que tenga los hijos consigo se queje; por el contrario, una pensión de alimentos demasiado alta terminará por no pagarse al no ser asumible para el progenitor no custodio.

Con estos sencillos consejosy un poco de sentido común, a buen seguro puedes calcular una pensión de alimentos razonable.

Si estás en esa situación, contacta con Cañizares Abogados. Somo expertos en Derecho de Familia. Llámanos sin compromiso (966.08.64.52 / 966.37.77.93).

Alberto Cañizares.

CAÑIZARES ABOGADOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.